CDMX

Artesanos preservan tradición de vestir al Niño Dios en CDMX

En ningún otro país del mundo, salvo en México, la celebración de la Candelaria se presta para restaurar y vestir la figura del Niño Dios

En la calle Talavera del Centro Histórico de Ciudad de México, se encuentran verdaderos artesanos, restauradores del Niño Dios.

Usamos pasta cerámica para preparar los niños de yeso, hay diferentes materiales como madera, barro, cerámica, porcelana. Si hay diferentes materiales resina, fibra de vidrio y de todos los materiales reparamos”, explicó Valeria González, artesana de CDMX.

En ningún otro país del mundo, salvo en México, la celebración de la Candelaria se presta para restaurar y vestir la figura del Niño Dios.

Cada año se visten a los Niños Dios o como los queramos vestir de diferentes ropones o como uno quiera vestirlos a los niñitos dioses”, dijo Dulce María Tapia, de la alcaldía Xochimilco.

“Mis niños siempre los mandaba a vestir, hoy me tocó vestirlos yo misma pero pues ahora me gustó de bebé; nada más lo vestí de ropón porque es su primer año”, comentó Lourdes Calvario, de la alcaldía Cuauhtémoc.

Los artesanos trabajan con resinas, yeso, además de pinturas y un aerógrafo para darles vida a estas figuras.

Los precios van desde los 60 a más de 300 pesos, depende el tamaño.

En una hora “quedan guapos”.

“Es un niño que es de yeso pero no es yeso hueco si no que está relleno; si, una manita de gato para que se vea guapo”, expresó María Guadalupe García, de la alcaldía Álvaro Obregón.

Por las calles de Talavera, Manzanares, Roldán y Venustiano Carranza, se deja ver la romería tradicional del Niño Dios en el Centro Histórico de Ciudad de México.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button