Internacional

Ebrahim Raisi rinde protesta como nuevo presidente de Irán

El ultraconservador Ebrahim Raisi fue investido este martes nuevo presidente de Irán con la misión de levantar una economía hundida por las sanciones estadounidenses y la pandemia y de relanzar las negociaciones para salvar el acuerdo internacional sobre su programa nuclear.

Ganador de la elección presidencial de junio marcada por una abstención récord y la descalificación de numerosos rivales, Raisi toma el relevo del moderado Hasan Rohani, que cerró en 2015 el acuerdo nuclear entre Irán y las grandes potencias tras años de tensión.

Antiguo jefe de la Autoridad Judicial, Raisi, de 60 años, comenzará oficialmente su mandato de cuatro años tras la aprobación de su elección por el guía supremo, el ayatolá Ali Jamenei.

 

Conforme a la elección de pueblo, invisto al sabio, incansable, experimentado y popular Ebrahim Raisi como presidente de la República Islámica de Irán”, escribió el guía supremo en un decreto que leyó su jefe de gabinete.

El ayatolá Jamenei intervendrá tras una corta declaración del nuevo presidente en una ceremonia en la que, debido a la pandemia, solo un número limitado de responsables será invitado.

Raisi prestará juramento el jueves en el Parlamento, ante el que deberá presentar sus candidatos para los cargos ministeriales.

 

– “Superar las adversidades” –

La presidencia de Raisi consagrará el dominio de los conservadores tras su victoria en las elecciones legislativas en 2020.

 

Tengo mucha esperanza para el futuro del país. Es posible y realizable superar las adversidades y los límites actuales apoyándose en el pueblo iraní”, comentó Ebrahim Raisi.

Para Clément Therme, investigador del Instituto Universitario Europeo con sede en Florencia (Italia), el objetivo principal de Raisi será la mejora de la situación económica, reforzando las relaciones económicas entre la República Islámica de Irán y los países vecinos, así como Rusia y China.

En 2018, el expresidente Donald Trump retiró los Estados Unidos, país enemigo de Irán, del acuerdo de 2015 y restableció las sanciones contra la nación.

En respuesta, Teherán renunció a la mayoría de sus compromisos que limitaban su controvertido programa nuclear.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button